Cocina Natural Energética

7/18/2018 Eva Vélez Carrasco- Cocina Consciente saludable 0 Comments



Es una alimentación que la puede utilizar cualquier persona,  y  es un tipo de alimentación tradicional, con alimentos de antes, aportándonos todos los nutrientes, minerales, vitaminas etc… que necesita nuestro cuerpo. 
Por  el  tipo  de alimentos   frescos  y  naturales,  nos puede ayudar a   reponer  las   energías  que  gastamos  y  las  que  precisan nuestro  cuerpo  para  seguir  funcionando  bien. Y nos aporta sensación de vitalidad.  Los alimentos que consumiremos serán productos, de  producción ecológica, libres de químicos y pesticidas, y a poder ser, que sean de proximidad.
Siempre usaremos alimentos de  la estación,  o  dicho  de  otro  modo,  alimentos  de   la  temporada, evitando los alimentos que no tocan   en esa  estación  que  estemos.
Tenemos que hacernos consciente de estos factores de calidad básica de los productos con los que nos vamos a nutrir.
Y con ello hacernos un consumidor de sostenibilidad. 

El poder cocinar esta alimentación te aporta una calidad de vida. Ya  que  disfrutas  de  pequeños  placeres  como son los  olores  previos  a  comer que  inundan  la  cocina  y que  son  una  gran parte  de  nuestros  recuerdos  infantiles  y  familiares. Todos  tenemos  recuerdos  imborrables  de  aquella  sopa  de invierno, de  un  sofrito  o  de  un  alimento  casero  concreto.
Es un placer  dedicar  una  parte  de  nuestro  tiempo a  producir  unos alimentos  sanos  y  agradables. Es un hermoso  regalo  sentarnos  juntos  a  la mesa  oliendo,  disfrutando  de la  belleza  de  variables  visuales  y  de sabores de   unos  alimentos  cocinados  de  manera  simple  y  al punto  de cocción.  No es  costoso   ni  requiere  demasiado  tiempo. Solamente es tener organización
En el  concepto  nutritivo de  La Cocina Energética  hay  algunos alimentos que intentaremos  no consumir  y los  sustituiremos por otros. 
En La Cocina Energética  no se recomiendan la carne, ni leche, ni azúcar blanca, huevos, pero sí que abundan  los  cereales integrales (arroz, quinoa, mijo, avena, trigo sarraceno, centeno, cebada …),  las  verduras redondas y verdura de hoja verde, pescado, legumbres,  proteínas vegetales (seitán, tofu, tempeh), frutas, frutos secos, los  germinados, las semillas y las  algas.
En  nuestra alimentación obtendremos un tipo de energía variable  según la cocinemos.
Lo que tendremos que intentar  es poner conciencia en nuestra alimentación, es poder tener un equilibrio en nuestra vida, poner todo nuestro sentimiento y amor a la hora de cocinar, será un primer momento de adquirir conciencia en los alimentos que vamos a ingerir, después de haber elegido una buena calidad en los productos, al poder ser ecológicos ya que están libre de pesticidas y conservantes.
Pondremos en práctica, será para favorecer una alimentación consciente unos consejos:
•Pondremos atención, intentaremos comer lentamente y sin distracciones, esto será muy importante para tener una alimentación y digestión correcta, miraremos los alimentos del plato, masticaremos lentamente. Nos concentraremos  en la comida, el sabor la sensación de cómo nos está nutriendo nuestro cuerpo.
•Intentaremos que cada vez que comamos sea equilibrado y que nos aporte todo en nuestra alimentación. (Cereales, proteína vegetal, algas, verdura, fruta, semillas, germinados…) para no tener ningún tipo de carencia en nuestro cuerpo. El ritmo con el que vivimos es cada vez más rápido, por eso, alimentarse a conciencia es cada vez más importante. Necesitamos preguntarnos si realmente nuestro cuerpo necesita los alimentos, por qué o si sólo lo hacemos porque estamos tristes y estresados.
Todo esto intentaremos que sea parte de nuestra vida, con en el tiempo favorecerá una alimentación consciente, esto nos llevara a tener una buena alimentación y tener mayor conciencia. No es una dieta es una forma de vida.
                         Tenemos que introducir en nuestra alimentación:

Para mantener estos órganos fuertes es importante aumentar en nuestra dieta:
  • Cereales integrales : especialmente el arroz integral de grano corto
  • Legumbres: lentejas
  • Verduras redondas (calabaza, col, bróculi, coliflor…) y raíces (cebolla, zanahoria, chirivía…) hojas verdes (judía, brócoli, kel…)
  • Alimentos algo picantes (rabanitos, nabos, jengibre, ajo, mostaza, berros, cebollinos...)
  • Sopas de verduras y algas, condimentadas ligeramente con miso, fruta cocida
    Nuestro organismo necesita unos alimentos que  nos  aporten  el  conjunto  de nutrientes  variados   para  funcionar  estar sano: 
  • Carbohidratos, que nos dan energía y vitalidad
  • Proteínas son muy necesarias para el crecimiento y desarrollo  celular.
  • Minerales nos regulan el PH de nuestra sangre, tonifican los riñones Y el sistema nervioso.
  • Vitaminas y fibras para los procesos metabólicos. Y  ayudan  en  otras  funciones básicas  del  organismo, como  son  el  sistema  digestivo, la  piel,  las uñas, el cabello.
  • Aceites y grasas nos regulan la temperatura corporal, nos  hidrata, suaviza  y   protege  nuestra  piel, a  la  vez  que  ayuda  a  otras funciones  importantes   del organismo. Especialmente  recomendadas  las  grasas  vegetales,  como  el  aceite  de  oliva, el  de  girasol,   en  lugar de  grasas animales.
  • Fermentos para la regeneración de la flora bacteriana


Esta alimentación tendría que hacernos sentir, que nuestro cuerpo físico,  la mente, nuestras emociones están lleno de energía.
Si introducimos todo esto y aprovechamos toda la  energía que nos proporciona una alimentación consciente, y hacemos bien sus combinaciones, hará que nuestro cuerpo este en un equilibrio.

En mi experiencia personal, ha sido una alimentación consciente saludable y natural, siempre basada en los alimentos de origen vegetal, la que me ha han dado ese equilibrio en mi vida.
De esta manera nos encontraremos con más energía y vitalidad para poder vivir nuestro día a día con una gran  plenitud y felicidad.